TELETRABAJO Y AFECTACIÓN VISUAL

 

¿Cómo afecta tantas horas de pantallas a nuestros ojos?

Con el aumento de tiempo de uso de las pantallas, es normal que una persona se encuentre con la conocida “fatiga visual” al final de la jornada. Esta sintomatología está producida por dos factores principalmente:

  • Se altera de forma considerable el parpadeo durante el uso de pantallas digitales (que disminuye de 6 parpadeos por minuto, a dos) con la consiguiente sequedad ocular, lo cual produce a corto plazo, sensación de ardor, cuerpo extraño e inflamación ocular.
  • Espasmo de acomodación, lo cual se produce al estar ejercitando el músculo ciliar que es el responsable del enfoque en la distancia de corta-media. Al estar mucho tiempo enfocando a una distancia corta, este músculo puede quedarse “agarrotado” y provocar visión lejana borrosa, dolores de cabeza e incluso en ocasiones visión doble.

 

¿Tener el brillo alto o estar a contraluz es más perjudicial?

Al tener el brillo de pantalla a máxima potencia, o una luz natural intensa de cara, se produce un cierre de la pupila (miosis) más acentuado, que si bien mejora a corto plazo la visión cercana, puede producir a medio plazo producir cefaleas, fotofobia y cansancio visual más marcado.

 

¿Cómo podemos reducir ese impacto? Recomendaciones.  

Existen muchas recomendaciones sencillas que podemos llevar a cabo en casa para evitar la fatiga visual y el impacto de tanto tiempo frente a las pantallas:

  • Trabajar en ambientes correctamente iluminados, si puede ser mejor con “luz natural”. Esta luz es mejor que nos incida de forma indirecta para no inducir problemas a medio plazo – NO se aconseja a contraluz.
  • Intentar cumplir la regla de 20/20/20. Cada 20 minutos, descansar la vista mirando durante por lo menos 20 segundos a más de 6 metros (20 pies). Esto permite descansar al músculo ciliar y evitar así los espasmos por esfuerzo continuado.
  • Descanso más largo (5-10 minutos) cada 2 horas, estamos en casa…
  • Evitar el uso de lentes de contacto, estos días mejor utilizar gafas.
  • Uso de lágrimas artificiales para evitar la sensación de sequedad ocular.

 

¿Las gafas con filtro azul sirven realmente para algo?

Las pantallas protectoras y las gafas de filtro azul (muy extendidas hace un tiempo) no se han demostrado superiores a placebo en varios estudios, en protección de patología ocular ni en fatiga ocular, siempre y cuando se respeten una serie de normas de higiene visual que hemos comentado. Por lo cual no se puede generalizar la recomendación de su uso.

 

Dr. Aitor Fernández PHD MD MBA

Jefe de Servicio HM Madrid – HMvisionmadrid

 

cOMENTARIOS

Comentarios recientes