CIRUGÍA DE PÁRPADOS

Tratamientos y cirugía de párpados

La oculoplastia es la especialidad de las enfermedades de los anejos oculares

hmvisionmadrid

¿Qué es la Cirugía de párpados?

La oculoplastia es la especialidad dentro de la oftalmología que se dedica al diagnóstico, tratamiento y cirugía de las enfermedades de los anejos oculares.

Las patologías más frecuentes y sus tratamientos son los siguientes:

Inflamación de glándulas del extremo libre de los párpados, que suelen provocar enrojecimiento y dolor. El tratamiento suele ser médico, pero si se enquistan puede ser necesario su extirpación quirúrgica y biopsia correspondiente.

La zona peri ocular es un lugar muy frecuente de lesiones cutáneas de diferente naturaleza (verrugas, lentigos, papilomas). Estas lesiones deben ser seguidas en el tiempo y en el caso de detectarse modificaciones en su tamaño, color, sangrado o crecimiento rápido, se aconseja su extirpación quirúrgica y biopsia correspondiente.

Son lesiones fibro cartilaginosas de la conjuntiva, habitualmente nasal, que pueden invadir tejido corneal. Suelen provocar enrojecimiento ocular en la zona, junto con sensación de cuerpo extraño y en ocasiones astigmatismo secundario. En ocasiones es aconsejable extirparlos, realizando un autoinjerto conjuntival con plasminógeno tisular, para que la superficie del ojo se altere lo menos posible.

Esta patología consiste en la mal posición del borde del párpado respecto a la superficie ocular. Si el párpado se localiza hacia fuera, se denomina Ectropion y produce lagrimeo profuso y síntomas de irritación ocular continua. Si el borde del párpado se localiza hacia dentro se denomina Entropion, produce roce de las pestañas con la córnea y sensación de cuerpo extraño. Esta cirugía debe ser realizada por especialista en oculoplastia con amplia experiencia.

Con el paso del tiempo es muy frecuente la pérdida de elasticidad de la piel alrededor de los ojos. Secundariamente, se produce por efecto de la gravedad, un exceso de piel fina en los párpados superiores, que se apoya sobre la superficie anterior del párpado y sobre los laterales oculares, confiriendo a éste un aspecto de ojo cansado, cerrado y en ocasiones produce una disminución del campo visual.

Este exceso de piel puede ser extirpado mediante una cirugía denominada Blefaroplastia. Las características de esta intervención son las siguientes:

Se aconseja cierto reposo la primera semana tras la intervención, frio local y pomada antibiótica sobre la incisión de la piel. Los resultados estéticos se ven los primeros días, aunque por la inflamación y el hematoma de la zona, no se observa el resultado final hasta el mes de la intervención.

Esta cirugía debe ser valorada y realizada por un oftalmólogo oculoplástico de experiencia, para conseguir resultados anatómicos y estéticos de calidad óptima.