CATARATA

Tratamientos y cirugía de catarata

Un problema visual asociado con la edad

hmvisionmadrid

¿Qué es la Catarata y cuáles son sus síntomas?

La catarata consiste en una opacificación del cristalino, que es una lente transparente que tenemos detrás del iris y que nos permite el enfoque a diferentes distancias. Esta opacidad produce los siguientes síntomas en mayor o menor medida:

Estos síntomas pueden aparecer de forma brusca o más progresiva.

El único tratamiento eficaz y definitivo es el TRATAMIENTO QUIRÚRGICO.

Diagnóstico-Tratamiento-Solución

Tratamiento

La cirugía de la catarata se denomina FACO EMULSIFICACIÓN. Es una de las intervenciones que más se realiza a nivel mundial. Sus características principales son:

La FacoEmulsificación consiste en la extracción del contenido opaco del cristalino a través de un orificio circular que realizamos en su superficie. Una vez extraído mediante ultrasonidos, introducimos en el saco capsular una lente intraocular para suplir el defecto refractivo previo.

La elección de la LENTE INTRAOCULAR es uno de los pasos más importantes junto con la realización de la cirugía. Para ello se deben realizar diferentes estudios que nos permiten afinar la potencia de la lente. Estos estudios incluyen:

–    Estudio ocular completo – refracción

–    Medición de la pupila en diferentes condiciones de luz

–    Biomicroscopía: estudio de la parte anterior del ojo

–    Topografía corneal anterior y posterior (mide el astigmatismo de la córnea)

–    Biometría de última generación

–    Tomografía de Coherencia óptica para conocer estado de la mácula

–    Estudio endotelial

Estas pruebas nos aportan una información básica para el conocimiento de la situación ocular previa del paciente, necesaria para emitir un pronóstico visual previo a la intervención.

Estudio-Valoración-Diagnóstico

Elección de la lente

“Una buena indicación permite que el nivel de satisfacción después de la cirugía sea máximo”

Existen diferentes tipos de lentes intraoculares. La elección de la lente adecuada siempre incluye un estudio personalizado del paciente, así como una conversación tranquila y sosegada que incluya el conocimiento del trabajo, aficiones, deseos y anhelos de la persona que se va a intervenir.

El oftalmólogo debe acompañar al paciente en la toma de esta decisión, explicando los pros y contras de cada lente, aportando su experiencia y respondiendo a todas las dudas que surjan.

Preguntas frecuentes

Si la catarata le está produciendo síntomas tales como pérdida de visión, deslumbramiento nocturno, cambio de graduación constante, puede ser el momento de valorar la intervención. Consulte con nosotros.

Sí, el cristalino es una lente convergente que acerca la imagen a la retina, por lo que tenemos que sustituirla por una lente artificial con una graduación similar. Este hecho,hace que aprovechemos esta situación para corregir los defectos refractivos previos del paciente, y en algunos casos, evitar o disminuir el uso de gafas.

No existe la lente perfecta, sino la más adecuada para un determinado ojo de un determinado paciente. En la elección de la lente, debemos pararnos a pensar nuestras expectativas, nuestras costumbres, nuestras aficiones y dejarnos asesorar por la experiencia del profesional.

Siempre realizamos un estudio preoperatorio previo para valorar las opciones quirúrgicas de cada paciente. En el caso de estar interesado en ponerse una lente multifocal, hay que explicar detalladamente lo que esperamos conseguir y las limitaciones de la intervención. En muchas ocasiones la lente multifocal reduce la necesidad de uso de gafa, aunque en determinadas distancias límites y con poco contraste, puede ser necesario su uso.

Habitualmente se utiliza anestesia tópica (gotas) ya que suele ser una cirugía rápida. Antes de la intervención el anestesista valora el nivel de ansiedad del paciente, y si lo requiere, se puede coger una vía periférica para inducir una sedación leve. En cirugías más complejas podemos utilizar otro tipo de anestesias locales, donde sí son necesarios estudios preoperatorios más completos.

Toda cirugía requiere un post operatorio con un tiempo de descanso. Se aconseja un reposo visual relativo durante una semana, y no comenzar a realizar actividades intensas o de riesgo hasta el mes de la intervención. Como la vida que cada persona es diferente, pregunte su caso en particular con el profesional.

El protocolo de tratamiento incluye dos colirios (un antibiótico y un antiinflamatorio) en pauta descendente durante 4 semanas. Es muy importante completar el tratamiento de forma correcta.

Se recomienda el uso de las gafas de protección que le hemos entregado en el estuche postquirúrgico durante las primeras semanas, sobre todo en exteriores. En recintos interiores sin mucha luz, no es preciso su uso.

Se recomienda NO apoyarse del lado del ojo operado los primeros días después de la intervención. Aunque la incisión que realizamos es muy pequeña (apenas 2 milímetros), no conviene presionar ni frotarse los ojos durante el post operatorio.

Una vez que se elimina la catarata, independientemente de la edad a la que se opere, esta no vuelve a reproducirse. Lo que sí puede desarrollarse con el paso del tiempo (frecuentemente años) es la denominada Opacidad de Cápsula Posterior (OCP), que produce una visión borrosa constante en el ojo operado. Se trata de una forma sencilla y eficaz mediante unos impactos de Láser YAG en la propia consulta. Una vez que se ha limpiado la cápsula posterior, ésta no volverá a ensuciarse.

Documentos descargables

*Estos se entregarán en la propia consulta, donde deben ser firmados tanto por el paciente como por el oftalmólogo que indica la cirugía.